miércoles, 6 de septiembre de 2017

Un día para soñar

Hoy no es un día de miércoles, es un día especial, un día para soñar, una fecha para recordar; después del triunfo de Perú ante Ecuador solo falta que AG le haga compañía a Alberto y a Ollanta para que los peruanos toquemos el cielo o "podamos morirnos tranquilos" según Don Goyo.


Fuente: Internet

Rusia ya nos da la bienvenida cuando nadie daba nada por la selección peruana.


Las cábalas nos sonríen.


Y hasta el revanchismo de las mujeres es bienvenido.  


Que nunca habíamos ganado en Quito, eso no fue problema, solo teníamos que creerlo, como había que hacerlo con Cáceda, ¡Grande la Pantera!. ¡Cuando tengan ganas de lapidar, no lapiden a los que empiezan!



Hurtado, Cueva y Flores son reales, créanlo son purita realidad, no son fantasía como esos “4 fantásticos” que nos dejaron sin ir a varios mundiales, no lo digo ahora, lo dije hace mucho tiempo. El único rescatable de los 4 es Guerrero, que a pesar de sus engreimientos no deja de darse por entero por la selección, porque sigue siendo un “pata de barrio” y no se inventa “costumbres de blancos”

Gareca aprendió, de la manera más larga y dura, que el fútbol es un deporte en equipo y se juega con hombres y no con nombres. ¡Que lloren las viudas de Farfán, Vargas, Pizarro y Lapadula!


Ahora vienen Argentina y Colombia, no les hagan caso a los que “presupuestan" perder ante Argentina, esos maricones no saben nada de fútbol, cuando uno sale a la cancha sale a ganar, no sale a empatar ni a perder. Y mucho menos en estas circunstancias.

Elmo Nofeo
D.T. Honoris Causa

martes, 29 de agosto de 2017

Desayuna como rey ...

… almuerza como príncipe y cena como pobre, dice el refrán que Elmito cumple al pie de la letra.

No siempre podemos sentarnos los tres juntos, Elmito, mi esposa y yo, a la hora del desayuno, generalmente soy yo quien falta en la mesa porque debo salir primero temprano para llegar a tiempo al trabajo. A quien madruga, no lo agarra el tráfico.

Pero hoy se dio el caso y estuvimos los tres juntos en la mesa del comedor, durante el desayuno, que consistió (para nosotros los hombres) en un pan con jamón, otro con queso, un huevo duro y una taza de avena; me percaté que la avena de Elmito no tenía leche como la mía (yo no tomo leche por un exceso de calcio, soy un hueso duro de roer):

- Y no le vas a echar leche a la avena de Elmito.
- No, él toma la leche sola, ahí está su taza de leche.
- Yo pensé que esa taza de leche era para ti.
- No, es de él. Sobró un poco de avena ¿quieres?
- Claro.

Y mientras mi esposa se dirigía a la cocina, Elmito gritó “Mamá, yo también quiero más avena”. Desde la cocina mi esposa, mientras echaba la avena que sobró en una taza para Elmito, dirigió su mirada hacia mí y movió la cabeza negativamente y comprendí que era la última taza de avena.

miércoles, 26 de julio de 2017

Chalaco pero no rosado

Cuando Elmito tenía 3 años se le antojo tener un patinete (scooter) y con esa intención fuimos los tres, Elma, Elmo y Elmito a una tienda por departamentos en busca de uno.

Ya en la tienda por departamentos, encontramos muchos modelos y colores, pero el único que estaba en demostración era uno rosado:

- Ven Elmito, sube al scooter.
- No.
Tiene que subirte para probarlo.
- No.
¡Súbete! (mientras los agarraba de la mano y trataba de subirlo al patinete).

Elmito se soltó como pudo y se fue corriendo mientras gritaba “¡ES ROSADO, ES ROSADO!”.

No pudimos subirlo al patinete y compramos uno calculando su tamaño. Es ese patinete de Mickey Mouse que está en el patio de la casa casi sin uso y que ya muestra los efectos del medio ambiente. 

Elmito será chalaco* pero de rosado** no tiene nada.

* Chalaco, dícese de la persona nacida o que vive en el Callao.
** Rosado, dícese de la persona hincha del Sport Boys del Callao.

sábado, 10 de junio de 2017

MONÓLOGO 118

Las mujeres no olvidan, por eso odian;
los hombres olvidamos, por eso no odiamos.


"Usted me cuenta que nosotros dos  fuimos amantes,
y que llegamos juntos a vivir algo importante,
me temo que lo suyo es un error, yo estoy de hace tiempo sin amor 
y el ultimo que tuve fue un borrón en mi cuaderno.

Usted me cuenta que hasta le rogué que no se fuera
y que su adiós dejo a mi corazón sin primavera,
que anduve por ahí de bar en bar, llorando sin podérmela olvidar 
gastándome la piel en recordar su juramento.

Perdón, no la quisiera lastimar, tal Vez, lo que me cuenta sea verdad,
lamento contrariarla pero yo no la recuerdo."

martes, 2 de mayo de 2017

MONÓLOGO 117

Era tan gordo, pero tan gordo,
que en una ocasión subió su foto a la nube 
y ese día llovió.

viernes, 31 de marzo de 2017

Si no hay agua, tomemos vino

En plena escasez de agua, estábamos con Elmito recorriendo sin éxito supermercados en busca de agua embotellada:

-     Elmo:  Acá tampoco hay agua.
-         Elmito: Papá, no hay agua, pero sí hay vino.
-          Elmo: ¿Y vamos a tomar vino?
-          Elmito: ¡Sí, papá!
-          Elmo: No, mejor sigamos buscando agua.

Preferí cortar la conversación al recordar la vez que Elmito se emborrachó con vino, cosa que contaré en un siguiente post.

Finalmente, conseguimos agua en un grifo*.

   *Grifo = Estación donde se vende combustible para autos.

sábado, 25 de marzo de 2017

No es por cochino

La semana pasada probablemente fue una de las más difíciles que hemos pasado los peruanos, al desastre producido por las inundaciones se le sumó la falta de agua, el inclemente sol y la subida de precios de los alimentos en los supermercados.



El día jueves mi jefa me llamó para indicarme que me agendó para el día siguiente una visita a una empresa.

El viernes antes de salir hacia la empresa la llamé:

- Señorita Su, ¿Está confirmada la reunión?
- Por supuesto, ¿Hay algún problema?
- No, lo pregunto para estar seguro y poder bañarme.
- Ja, ja, ja, ja, ja.
- Por si acaso, no es por cochino sino porque en casa tenemos que ahorrar el agua.